in ,

Prevención y seguridad

prevenzione-questa-parola-sconosciuta-e1649834554269 Prevención y seguridad

Prevención y seguridad.

La prevención es y sigue siendo siempre la mejor defensa personal.

Esta debe ser tu primera herramienta para poder evitar situaciones peligrosas, por lo que es importante conocer el peligro y su estudio.

Sin conocer el peligro es difícil poder hacer una prevención efectiva.

La prevención siempre ha sido un tema recurrente en muchos campos:

Seguramente has oído “la prevención es mejor que la cura”, una forma típica italiana de decir, una regla de vida que se utiliza en muchos contextos de la vida cotidiana.

Ahora no quiero que te obsesiones con tu seguridad, pero es importante que la información que tenga sobre qué hacer para mejorar su seguridad diaria sea correcta, esto es para evitar “caer” en la paranoia como lo hacen algunos que comienzan a encerrarse en la casa o ven personas maliciosas por todas partes, pero hay que empezar a conocer comportamientos sencillos y adecuados. sin violar la ley y lograr vivir más serenamente.

Esto va más allá del hecho de que afortunadamente hay agencias de aplicación de la ley que hacen un gran trabajo para permitir que todos vivan de manera segura, pero ¿qué se puede hacer para prevenir la violencia de los demás y cómo?.

operatori-socio-sanitari-780x450 Prevención y seguridad

Su seguridad es delegada

En Italia, como le dije, la prevención contra los actos de violencia no debería ser su problema (pero esta es la teoría) porque nuestro sistema jurídico confía esta tarea al Estado, pero la dirección de nuestra legislación está dirigida en un sentido represivo y muy poco en sentido preventivo en consecuencia los resultados son cuestionables porque la sanción se produce pero después de eso la víctima sufrió violencia si no peor fue asesinada.

Esto significa que, por desgracia, en realidad hay cientos de personas acostumbradas a la delincuencia y peligrosas (a menudo conocidas por las fuerzas del orden) que viajan sin interrupciones por las ciudades creando daño a los ciudadanos, pero contra las cuales no es posible aplicar restricciones (prisión) para aquellos que cometen crímenes “menores” como la violencia personal, donde nuestras leyes son muy débiles.

Otro ejemplo es el
acosador
al que se le dice que se mantenga alejado de la víctima y se detenga, y a menos que haya actos graves de violencia, desafortunadamente solo después de un evento grave hay una intervención real de la policía.

index-1 Prevención y seguridad

¿Quién tiene la culpa?

No es la policía la que tiene las manos atadas, sino la legislatura la que no nos permite intervenir con fuerza y decisión de manera preventiva.

Como os dije hace poco y como lo demuestran muchas tragedias “anunciadas”, de violencia y acecho, etc. donde la ley no interviene restrictivamente en estos episodios hasta que se produce una violencia grave o incluso un asesinato, pero en ese momento para aquellos que sufren violencia ¿ lo que cambia?.

Ok va a la cárcel, tal vez con una sentencia ejemplar, pero para ti y tu familia ya no hará mucha diferencia, la que te importaba ya no está ahí.

De hecho, hoy en día de prevención hay muy poco y no cambia mucho las cosas:

Para el Estado, la prevención no es un problema para el ciudadano, que, por su parte, no está obligado a desempeñar ningún papel activo en este asunto y, lo que es peor, no está entrenado en modo alguno para comportarse más a favor de su seguridad que con algún consejo esporádico.tumblr_ndp8z9gcac1sl890do2_500 Prevención y seguridad

Este enfoque no es bueno, pero también debo decir que el principio de armar a una sociedad no puede ser una solución, porque la posesión de un arma no es una medida preventiva, sino una solución final de agresión, por lo tanto, no de prevención.

La gente no ha entendido ni subestimado que una de las posibles evoluciones sería una escalada del tipo, si estás armado me armaré también que te atacaré, o te llevan en cualquier momento cuando no estás armado, porque la realidad es que lo hacen con las víctimas de robos que por su profesión están armados (por ejemplo, joyeros), la crónica está llena de ejemplos de personas armadas que son robadas.

Lo que estoy diciendo es que también cambia la estrategia y la psicología del ladrón, la adaptación no sólo sucede de una manera.

El modelo que se busca para mejorar su seguridad debe apuntar a mejorar su capacidad individual, favoreciendo la adquisición de habilidades y comportamientos que hacen que la exposición a la delincuencia sea más compleja y, por lo tanto, basada en la prevención.

 

prima_violenza_sulle_donne Prevención y seguridad

Pero, ¿en qué debe consistir la prevención? y de qué?

Antes de hablar de prevención, es esencial entender lo que queremos prevenir de lo contrario no tiene sentido.

La intimidación, el acoso, la intimidación, el acoso cibernético, el chantaje sexual, la violencia, el robo, etc., aunque tengan características comunes, deben tratarse de manera diferente.

Este enfoque requiere un programa educativo, formación de por vida, vida natural durante, que de acuerdo a la edad proporciona el conocimiento y las herramientas para saber cómo y qué hacer en ciertas situaciones.

Por eso debemos empezar en la escuela y continuar en las universidades, en el trabajo, etc… ( Lamento tener que usar el condicional).

Cuando hablamos de acciones violentas dirigidas contra la persona que son físicas y psicológicas independientes de lo que es la motivación desencadenante y cuál es el resultado, las personas necesitan ser entrenadas para tener la respuesta correcta como sea posible para detener estas situaciones en el brote y es necesario fortalecer cada vez más las asociaciones y estructuras en vigor para poder proteger adecuadamente a las personas.

asimov-violenza Prevención y seguridad

Algunos ejemplos posibles de violencia:

Prevención significa tomar todas las medidas, acciones, comportamientos y enseñanzas, útiles para reducir el riesgo de estar involucrados en tales eventos.

La primera prevención proviene del conocimiento y en el caso del delito, no faltan los intentos de aportar claves de interpretación en claves psicopedagógicas, sociológicas, criminológicas u otras.

Por lo tanto, no faltan expertos en servicio para dar explicaciones elocuentes sobre quién comete delitos, violaciones, palizas y por qué lo hace.

criminolog%C3%ADa Prevención y seguridadAlgunas teorías en la historia pasada, como las de Cesare Lombroso, han llegado a identificar y clasificar a las personas “naturalmente” llevadas a la delincuencia, observando ciertos rasgos somáticos (frente baja y ojos cerrados, por ejemplo) como un índice de un rasgo somático que denota una predisposición atávica hacia el crimen.

Más recientemente, en la década de 1960, algunos científicos han avanzado la hipótesis de que la predisposición a los comportamientos antisociales podría ser determinada por aberraciones cromosómicas, el llamado cromosoma triple Y, también llamado el “cariotipo criminal”.

criminologia-quijote Prevención y seguridad

Criminólogos, psicólogos, sociólogos, por su parte, no pueden dejar de intervenir proporcionándoles una lectura de la situación con análisis que añaden más confusión que un conocimiento real del problema.

Desplazarse por la literatura sobre el tema no es difícil encontrar explicaciones de comportamiento violento, algunas de las cuales son recurrentes como:

  • Defensa del territorio
  • Estrés y conflicto
  • Intolerancia y prejuicios
  • Frustración
  • Influencia de televisores y videojuegos
  • Alteración del alcohol y las drogas
  • Necesidad de afirmar el ego de uno
  • Sociopsicpatía
  • Pertenencia al “rebaño”
  • Sentimientos “enfermos”
  • Política
  • Conflictos entre vecinos y condominios

Se trata de especulaciones sobre el tema y no creo que sea en interés del ciudadano si el hecho de que sea violento, robos, etc. está vinculado a implicaciones psicológicas, estos comentarios sirven más al profesor de turno para complacerse a sí mismo que para proporcionar una solución real al problema.

Sabiendo que el tipo al que agrede es llevado a la violencia porque de niño no recibió atención o fue abusado por su tío, ¿qué te importa?

¿O si la fisionomía de los que te agreden con un cuchillo tiene las características del asesino con la frente baja y los ojos cerrados?.

¡¡Nada!!

De hecho, la noticia nos ha mostrado que los casos de los crímenes más atroces son cometidos por personas absolutamente “normales”, no atribuibles a ninguna “categoría en riesgo”, donde los testigos dicen frases del tipo que se refiere al asesino:

  • El asesino era el vecino, el otro día estaba sentado a su lado en la reunión de condominios, aquellos “que nunca hubieran insinuado que…
  • El asesino era un estudiante modelo con un rostro angelical, tal vez de familias cultas y ricas.
  • Era un padre modelo, enamorado de sus hijos, a los ojos de todos.
  • Todo el mundo lo conoce en el vecindario, parecía una persona tranquila
  • Etcétera.

Entonces, ¿qué sentido tiene teorizar en cuestiones como el “vacío existencial”, el “malestar juvenil”, la “crisis de valores” u otros?

Nada que resuelva el problema porque los crímenes más atroces a menudo provienen de personas que llevaron a cabo una vida normal.

Las variables son tantas ya que estamos hablando de humanidad y personalidades humanas que teorización puede ser un ejercicio estadístico que sin embargo no resuelve el problema o te hace seguro.

La triste verdad es que cualquiera puede convertirse en un agresor o asesino en cualquier momento.violence-3 Prevención y seguridad

Los llamados “habituales”, sociópatas, psicópatas, son de alguna manera los menos difíciles de manejar, porque la mayoría de las personas son instintivamente capaces de reconocerlos cuando los encuentran, evitando el “contacto” tanto como sea posible.

El problema es que a menudo son golpeados por aquellos que no se espera que lo hagan.

Tal vez es ese distinguido caballero con el que acabamos de empezar a discutir sobre el estacionamiento habitual en el centro de la ciudad, o es el vecino habitual que hemos discutido varias veces sobre la pérdida de agua habitual o el ruido que hacen los niños.

De repente, el distinguido caballero con la hermosa máquina de la que ya no esperas algún turpiloquio banal (además moderado, dado el común pertenencia al género de “gente civilizada”), se convierte en una bestia que está en él y se manifiesta con toda su ferocidad para abrumaros.

No sabías que detrás de esta apariencia y elegancia había un reprimido violento y que estaba en él y por cuánto tiempo, pero lo hubo.

636038586364600349-174662108_stop-the-violence Prevención y seguridad

No es posible prevenir actos violentos.

En parte es cierto porque es algo complejo que hay que hacer simple, aunque hay un componente importante que la gente olvida con demasiada frecuencia:

el comportamiento violento de los demás está a su vez determinado por nuestras acciones, voluntarias o no, conscientes o no.

En todos los casos de noticias a menudo se encuentra que siempre ha habido un componente de provocación (dondequiera que provenía) combinado con un componente de subestimación de riesgo por uno de los dos y un ego fuerte.

Pero, ¿cómo puedes hacer eso?.

La prevención puede sino que hay que hacer que los pensamientos, comportamientos y actitudes automáticas sean favorables a la prevención.

El primer pensamiento que debe ser impreso en letras enormes en su cabeza y la cabeza de todos es el siguiente:

¡NUNCA conoces el tipo de persona frente a ti!

img_3229-2 Prevención y seguridadEsto siempre es cierto con todos, ya que, muy a menudo, la violencia proviene de personas conocidas.

No es sólo el caso del mencionado amigo del aperitivo que se convierte en un acosador.

Desafortunadamente, el problema puede surgir mucho más de cerca, incluso dentro del mismo hogar de personas en las que confías, especialmente cuando se trata de violencia contra las mujeres y la infancia.

La gran mayoría de los casos son el trabajo de esposos, cohabitantes, padres, madres, parientes o personas que todavía están cerca de la familia.

  • Se realiza el darse cuenta de que el compañero de toda una vida ya no es la persona que una vez se conoció a sí mismo.
  • No nos dimos cuenta, no lo habíamos visto.
  • O algunas personas cambian para peor y sacan a la vista los problemas, las frustraciones a menudo más grados que ese respiradero con los que están cerca de ellos.

Por lo tanto, es el caso de que, casi sin notar, o porque hemos pretendido no ver algunas señales y actitudes, un día nos vemos obligados a abrir los ojos y por lo general ya es demasiado tarde.

Ahora sigo este razonamiento, si es difícil para el hombre entender incluso a sí mismo y a las personas que viven en la misma casa, y mucho menos en el caso de encuentros ocasionales.

Una de las primeras cosas que tienes que hacer es dejar de creer inmediatamente en la falsa seguridad de vivir en una “sociedad civil”, combinada con la subestimación del otro, esto puede jugar trucos.

Lee las crónicas, ¿qué te dicen?.

¿Qué pasa sólo que te sientes seguro incluso si no lo estás.buttafuori-violenza-370x230 Prevención y seguridad

El mismo tipo de razonamiento también se aplica en los casos en que la violencia parece resultar sin relaciones aparentes entre la víctima y el agresor:

este es el caso de robos o violaciones por extraños.

Incluso en estos casos, como te he dicho repetidamente no hay aleatoriedad real, pero había una opción, la no aleatoriedad es algo muy raro.

El atacante, de hecho, “eligió” a su víctima y la víctima tomó su decisión debido a sus comportamientos y características personales.

En varias ocasiones os he hablado de aspectos a menudo ignorados y subestimados, os hablo de los aspectos rituales y comunicativos que casi siempre preceden a una agresión física.

Conocerlos y analizarlos es posible que puedas establecer tácticas en ciertas situaciones que sean más correctas para evitar o reducir el riesgo de tropezar con un ataque.

En la vida de cada uno de nosotros pueden surgir situaciones típicas donde banalmente se pueden crear situaciones potencialmente capaces de conducir a tensiones o intrínsecamente peligrosas:

  • Conducir en tráfico congestionado
  • Frecuentes lugares oscuros y aislados
  • Realización de trabajos peligrosos (por ejemplo, controladores en trenes y autobuses)
  • Cruzar barrios en riesgo
  • Encuentros con personas deterioradas por el alcohol y las drogas
  • Peleas fortuitas con extraños y no
  • Encuentros con el “rebaño”
  • Etcétera.

En todas las situaciones reales que luego degeneraron en agresiones o peleas, las acciones de uno o ambos contendientes llevaron en la dirección opuesta a eliminar el riesgo de esa situación.

violence-2 Prevención y seguridad

Con demasiada frecuencia, ha habido omisiones de “lectura” de la situación, del contexto, de la relación, que, sumándose a la tensión intrínseca del momento que no se han desactivado llevando al máximo el proceso de escalada o implementando un comportamiento incorrecto al brindar “oportunidades” favorables al agresor.

Sy tú leíste las experiencias y testimonios que recogí, en todos los casos que degeneraron, la persona atacada había cometido uno o más de estos errores:

  • No había evaluado adecuadamente el contexto o el entorno físico en el que estaba
  • No había dado peso a algunos elementos sospechosos del comportamiento del futuro agresor
  • Ella se había permitido participar en un juego de acusaciones, recriminaciones y reclamos
  • O había adoptado actitudes que “facilitaron” a una persona decidida a atacar
  • Estaba solo, pero salió de todos modos para discutir con el tipo sin saber que no estaba solo
  • No se dio cuenta de que la persona estaba deteriorada por las drogas y que la situación degeneraría
  • Etcétera.

Todas estas evaluaciones realizadas más tarde llevaron a conclusiones de que “te encontraste en el lugar equivocado, en el momento equivocado y con la persona equivocada”, pero en realidad faltaban dos cosas fundamentales:

  1. Tener comportamientos apropiados
  2. y tener las claves de lectura apropiadas para esa situación específica

Tener dei comportamientos apropiados

unnamed-file.png-3 Prevención y seguridad

Todos sabemos que hay personas que parecen tener una fuerte propensión a meterse en problemas.

También se sabe que, si uno se pregunta por qué una persona habitualmente tropieza con estos “incidentes”, la respuesta invariablemente será “su forma de hacer las cosas”, “su forma de responder”, destacando lo que es una verdad simple e incontrovertible: son nuestros comportamientos, nuestra forma de hablar, de mirar a las personas, lo que nos predispone a las reacciones de los demás.

Saber hacer lo correcto en el momento adecuado es claramente el elemento clave de cualquier forma de éxito, así como la supervivencia.

El punto es, excepto por algunos comportamientos innatos, casi todo lo que sabemos hacer o decir tiene que ser aprendido de alguna manera.

De ello se deduce que todos los comportamientos útiles para mantenernos fuera de problemas deben ser enseñados a nosotros por alguien.

¿Pero por quién?

De la familia en primer lugar, pero los padres, a menudo y a pesar de sí mismos, sólo pueden transmitir su analfabetismo en este asunto.

¿La escuela? es raro que simplemente se ocupe de estos temas.

Después de todo, ¿vivimos o no vivimos en un país civilizado, con un orden establecido, con un sistema de leyes protegido por el ciudadano honrado?

Si es así, la educación para proveerse a sí mismo simplemente se convierte en secundaria, generando ciudadanos indefensos y descuidados frente a la primera amenaza, aunque ocasional.

Sin embargo, no debe ser tan secundario enseñar normas de comportamiento apropiadas, ya que en el sitio web de los carabineros o la policía estatal no hay falta de páginas de consejos prácticos (algunos apropiados, otros decididamente superficiales) para mejorar su seguridad personal.

En resumen, como siempre, para las cosas esenciales en este país, aunque solemnemente consagrados en las leyes y constituciones como los derechos del individuo, y vendidos por los políticos, debemos armarnos con voluntad, sentido común y proveer para nosotros mismos.

img_1670 Prevención y seguridad

Dado que el sentido común no todo el mundo está dotado de ellade la misma manera, hay reglas simples, aparentemente obvias, que por sí solas pueden evitar encontrarte en situaciones muy desagradables, así que no asistas:

  • lugares oscuros solos,
  • o lugares aislados por su cuenta,
  • áreas o locales notoriamente infames,
  • seguir a extraños, mente conocidos,
  • Etcétera.

Pero, ¿qué pasa con el hecho de que, especialmente en el caso de la violencia contra las mujeres o los niños, el agresor es más a menudo que no una persona de la familia o en cualquier caso en el círculo de conocidos?

En tales casos, los consejos comunes y el sentido común ya no son suficientes.

Necesitamos una cultura de seguridad que dé lugar a un comportamiento adecuado y un incentivo para que todos desarrollen ciertas habilidades que por sí solas realmente pueden ayudar a la persona a protegerse a sí misma.

Entre ellos, sugeriría la capacidad de comunicarse adecuadamente y la capacidad de observar el medio ambiente y las personas que nos rodean.

20170413223859-gettyimages-574906405 Prevención y seguridad

Pero, ¿qué tiene que ver la capacidad de comunicarse con la seguridad y la defensa personal?

De hecho, es importante, porque cada forma de violencia nunca es un evento aislado, pero es como la suma de una secuencia de intercambios comunicativos con la atribución relativa de roles por parte de la víctima y el agresor.

La mayoría de los ataques siempre están precedidos por una secuencia de acciones de la víctima y el agresor, de acuerdo con una lógica ritual precisa que encaja uno y otro en un juego de las partes cuyo resultado inevitable es la derrota de uno de los dos.

En este contexto, la misma forma en que la futura víctima interactúa con su verdugo juega un papel central: puede ser de una manera agresiva,de resistencia y reacción, o de manera pasiva,esperando que una actitud sumisa limite la furia del otro y por lo tanto el daño.

Sin embargo, ambas formas de aspecto, pasivas y agresivas, tienen limitaciones obvias:

aquellos que se comunican agresivamente, solicitan participar en un proceso de escalada que terminará fácilmente con una confrontación.

truffa-dello-specchietto-archivio-2 Prevención y seguridad

El ejemplo clásico es una disputa sobre el tráfico o problemas de estacionamiento.

Ambos automovilistas creen que sus razones sagradas e indispensables, la “cuestión de principio” se convierte en el buque insignia de todo el asunto.

En realidad no es el contenido del problema, pero es sólo el EGO de los dos que se enfrentan entre sí:

  • por miedo a mirar menos,
  • o el miedo de tratar con una imagen de sí mismo degradado por la derrota
  • miedo de rendirse y someterse.

Y así, para una “cuestión de principios”, los dos terminan tomando la línea, con un resultado impredecible.

No es mejor para aquellos que, por miedo o inferioridad física, renuncian a la lucha, con la esperanza de esta manera de apaciguar la agresión de los demás en el brote.

Puede ser un grave error.

Una actitud condescendiente y rindantia no sólo no garantiza que el otro no enfurecerá, sino que, por el contrario, abre el camino a aquellos que buscan una víctima sobre la que desahogar su resentimiento, su ira o simplemente sus intenciones criminales.

No sólo hay modo pasivo y modo agresivo frente a conflictos, cualquiera que sean físicos y psicológicos.

Hay
un modo asertivo,
una condición intermedia compuesta por la capacidad de tener respeto por uno mismo y por los demás.

Las personas que actúan y se comunican de esta manera apenas están involucradas en peleas triviales y si están en problemas, les resulta más fácil que otras personas salir de ella.

Es una técnica de ganar a ganar, se obtiene la percepción de ganar en dos.

scala_assertiva-1 Prevención y seguridad

Recuerde que todas las técnicas de desescalada se basan en el concepto de asertividad.

El concepto es simple: respetar a los demás pero sin faltarle el respeto.

Como concepto tienes que:

  • Comprometerse a comprometerse y resolver problemas,
  • Aprender a negociar de forma recíproca y no unilateral,
  • Tienes que ser constructivo,
  • Tienes que ser firme pero no arrogante,
  • No tienes que juzgar quién está frente a ti.

Las personas acostumbradas a comportarse de manera asertiva, tienen una serie de características valiosas, una de las cuales es la capacidad de observar y entender a los demás.

Por lo general, son personas que tienen mucha vida social y muchas amistades y relaciones.

La capacidad de observación es un elemento fundamental para protegerse a sí mismo.

Aunque mucho se puede aprender con simple curiosidad y atención al detalle, no todo el mundo tiene esta habilidad, buenos policías, con el tiempo desarrollar una capacidad instintiva para entender con una mirada a quién se enfrentan.

De hecho, la persona atenta promedio es perfectamente capaz de entender cuando una reunión ocasional está en riesgo o no por pequeños detalles, pero más allá de las palabras habladas o las circunstancias relacionadas con el lugar “de la reunión”, la información más importante se nos proporciona por lenguaje corporal porque traiciona las intenciones reales elocuentemente y difíciles de ocultar.

El problema es que este “sexto sentido” a menudo se activa demasiado tarde, cuando la persona en riesgo está demasiado cerca para intentar un retiro estratégico y usted está atrapado.

La razón es que con demasiada frecuencia, el individuo promedio no utiliza un nivel de atención apropiado a las circunstancias, ya sea por falta de hábito, o porque considera circunstancias (como estar en una calle oscura y desolada, donde las sombras perturbadoras se deslizan) no merecen una atención especial.

La prevención lo aplica:

  • Si aprendes a relacionarte con los demás, así que evita ser víctima de provocación innecesaria o ser provocador de tu atacante, tienes razón si fuiste a burlarte de él (por ejemplo, la lucha entre automovilistas).
  • Evitar ponerte en una desventaja que es explotada especialmente por los llamados “delincuentes habituales” para elegir a sus víctimas.

En este sentido, su capacidad para observar y evaluar el medio ambiente y el contexto en el que se encuentra siempre debe permanecer en funcionamiento porque es un elemento esencial para su seguridad personal.regalo-design-sveglia-wake-up Prevención y seguridad

¡¡¡Despertador!!!.

Hay una multitud de ejemplos negativos a este respecto:

  • Personas despreocupadas a través de calles oscuras o parques por la noche con teléfonos inteligentes bombeando música en sus oídos a todo volumen.
  • Las damas que se aventuran solas en estacionamientos desiertos, luego se detienen frente al automóvil cerrado hurgando en la bolsa, de manera inconclusa, buscando las llaves o deteniéndose para llamar o ver WhatsApp / Telegram.
  • Parejas que pertenecen a ciertos callejones de cine de terror confiando en la protección efímera de su coche.

La realidad es que el delincuente habitual, el que actúa sistemáticamente con fines de robo, robo o secuestro, observa y selecciona a sus víctimas en base a dos criterios básicos:

  • acerca de conseguir lo que quiere,
  • sobre la posibilidad de actuar por sorpresa
  • y con un riesgo mínimo.

El factor sorpresa es fundamental, es algo necesario tener siempre un nivel de guardia adecuado a las circunstancias, quizás utilizando un esquema de color asociado a comportamientos que te ayuden a implementar acciones precisas ante un posible peligro.

Una actitud relajada pero atenta brilla a través de su comportamiento y gestos, este enfoque representa la primera etapa para la seguridad personal.

Recuerda siempre que la sorpresa es el primer aliado de un atacante potencial que casi siempre busca una víctima y no una pelea.

Es por eso que siempre analiza y evalúa el entorno que te rodea.

Deja claro a los que te rodean que te has fijado en él o en ellos.

La capacidad de comunicarse, observar y evaluar siempre es útil y no sólo en la calle.

Muchos crímenes tienen lugar en el círculo familiar “tranquilizador” o, en cualquier caso, en personas conocidas, de las que no se esperaba un comportamiento violento.

¿Pero siempre es verdad?

domestic-violence Prevención y seguridad

La mayor parte de la violencia contra las mujeres tiene lugar por sus propios maridos, novios o ex maridos, ex novios.

Si escuchas las historias de estas mujeres, algo común que surge es que antes del único episodio de violencia, hay detrás una larga historia de violencia psicológica, amenazas y acoso para luego llegar a los primeros episodios de violencia.

Entonces, ¿qué esperabas?

¿No te imaginaste que las relaciones familiares como esta mejorarían?

No, en los primeros signos que tienes que truncar de inmediato, no te quedes en ese juego!!

Con demasiada frecuencia todo se deriva de un clima persistente de opresión, dominación, miedo, tanto que el aspecto más delicado e inquietante radica precisamente en comprender qué impulsa a las personas, víctimas y verdugos, a permanecer atadas incluso cuando se han perdido los criterios más elementales de respeto y estima mutua.

  • A menudo vemos casos de mujeres que sufren el inevitable curso de violencia doméstica por parte de su marido alcohólico, sin parecer que lo logra, no se puede hacer nada para detener la explosión de la violencia. Incluso en estos casos, un estilo de comunicación asertivo ayudaría tanto para devolver los conflictos inevitables a la lógica de la confrontación constructiva como, cuando esto no sea posible, a atemperar la tensión lo suficiente como para evitar consecuencias extremas.

 

  • A menudo la futura víctima no observa el contexto y se comunica con el otro inapropiadamente, con insistencia innecesaria o con recriminaciones capaces sólo de elevar la tensión, sin darse cuenta de que el interlocutor se está volviendo peligroso. Este es el escenario de muchas peleas familiares o de condominios, donde el conocimiento previo, la familiaridad adquirida, parecen eclipsar el hecho de que la ira, la frustración o el interés, los celos, etc. siguen siendo un motivo capaz de ofuscar la conciencia y, especialmente si hay alteraciones del alcohol o sustancias, pueden comprometer el ya frágil autocontrol.

 

Tienes que aprender a sempre tener siempre una clave para leer la situación.

construction_project_plan_building_architect_design_develop-95_icon-icons.com_60215-300x300 Prevención y seguridad

Pero para ello y prevenirlo debes saber “leer” el contexto, la situación, el entorno físico, sintiendo el peligro que puede ser inherente a ellos.

Muchas veces, los que han sido atacados cuentan cómo los acontecimientos se han precipitado rápida e impredeciblemente, pero en realidad, este no es el caso: con demasiada frecuencia han faltado las claves para leer en términos de atención al contexto y a los “mensajes” enviados por el futuro agresor.

Conocer estas claves de la lectura, puede marcar la diferencia entre ser capaz de resolver un momento crítico de una manera sin sangre, de acuerdo con una lógica preventiva, o estar involucrado en un episodio de violencia.

Por supuesto, como te dije antes, la criminología no se puede usar como estrategia de carretera, no tiene sentido y no te ayuda.

La capacidad de “reconocer” a un criminal potencial simplemente desde la cara que tiene o de la ropa que lleva (aunque a partir de estos elementos cualquiera es capaz de recoger algún elemento útil) porque cada generalización es arbitraria y peligrosa:

  • usted puede ser apuñalado por el estereotipo de delincuente clásico
  • como por el distinguido caballero de mediana edad con traje firmado,
  • por no mencionar a su novio/esposo.

No se puede hacer criminología callejera, no tiene sentido.

Las teclas de lectura deben ser más sencillas e inmediatas.

Cuando encuentres a alguien delante (o detrás de ti), ya sea que sepas quiénes son o no, no te preguntes demasiado.

No sirve de nada.

Usa el comportamiento que te hace más seguro, no te preocupes por hacer una mala impresión o pensar quién sabe lo que el otro piensa, protégete.

Evalúe su propensión o no se lastime basándose en tres criterios simples:

  • Capacidad
  • Motivación
  • Oportunidad

La capacidad del atacante para ser nuevo puede depender de una serie de factores, a saber:

  • su toness físico,
  • tenga o no armas,
  • ya sea que esté en grupo o solo,
  • por la determinación que muestra,
  • si conoce o no las técnicas de combate, etc.

Este es claramente un criterio difícil de evaluar, porque la pequeña toness físico puede no ser la garantía de que nos enfrentaremos a una persona resuelta y agresiva.

La posesión de armas puede no ser perceptible, y su destreza de lucha suele ser una cosa que sólo se descubre luchando contra nosotros.

rapina Prevención y seguridad

La motivación para atacarte puede depender de muchos factores:

pero es la diferencia en la capacidad del sujeto para hacer esto, este es un elemento en el que se puede y debe intervenir para tratar de evitar que esa motivación aumente.

Aparte del caso de los agresores intencionales (los llamados “habituales”) hay una gama muy amplia de problemas que son causados por circunstancias fortuitas.

Es el caso clásico de los dos peleando por un estacionamiento o por un gesto en el tráfico: tal vez uno de los dos había tenido un mal día, acababa de perder su trabajo o quién sabe qué más, y aquí una pelea banal se convierte en la mecha que dispara a los polvos.

A veces la gente eclosiona una rabia reprimida que no espera nada más que salir a la luz pública.

attentionword-png Prevención y seguridad

Si cada uno de nosotros recordara el famoso dicho de “
nunca conoces al tipo
frente a ti ” no nos embarcaríamos en discusiones inútiles, capaces solo de exacerbar los ánimos y llevar a conclusiones impredecibles.

La oportunidad que le das a un atacante de golpearte es el último pero tal vez el ingrediente más importante de esta mezcla explosiva.

Tan capaz y decidido como uno es enfrentarte, no te golpeará a menos que tenga algunas condiciones tácticas favorables de su lado, en términos de posición de ataque y rutas de escape.

Los que atacan deben ser capaces de hacerlo, y para ello necesitan al menos dos cosas:

  • un oponente inatento o no preparado
  • un oponente en una desventaja física, táctica o ambiental

Estas claves de lectura de situación que necesita para utilizarlas de una manera útil cada vez que se reúne con personas que no conoce las intenciones de.

Si se encuentra en una situación similar, haga tres preguntas simples de inmediato:

  • ¿Es capaz? Es decir, es más robusto, está decidido, no está solo, ¿está armado?
  • ¿Está motivado? ¿Su estado de ánimo está alterado, o podría tener intereses en el robo / violación, intimidación, racismo?
  • ¿Tienes la oportunidad de golpearme? Soy incapaz de escapar, mi condición física o psicológica es la inferioridad, estoy demasiado cerca para organizar una reacción o escapar, ¿estoy en un lugar aislado? red-phone Prevención y seguridad

Si respondes sí a más de dos preguntas significa que estás en problemas y debes hacer algo INMEDIATAMENTE .

Nivel Rojo

Lo primero que hay que hacer es centrarse en el segundo y tercer criterio (motivación y oportunidad) sabiendo que se puede hacer algo para reducir la propensión y la oportunidad de nuestro oponente a dañarnos, tal vez adoptando alguna técnica de desescalamiento y disuasión.

Estudiar la prevención te ayuda a evitar situaciones difíciles o a hacerlas más fáciles de tratar.

¡Estén atentos!

Street Fight Mentality

Andrea

What do you think?

Written by Andrea

Instructor and enthusiast of Martial Arts and Fight Sport.

- Boxing / Muay Thai / Brazilian Jiu Jitsu / Grappling / CSW / MMA.
- Self Defence / FMA / Dirty Boxing / Silat / Jeet Kune Do & Kali / Fencing Knife / Stick Fighting / Weapons / Firearms.

Street Fight Mentality & Fight Sport! State Of Love And Trust!

Other: Engineer / Professional Blogger / Bass Player / Knifemaker

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *